¿Qué es el Bitcoin?

¿Qué es el Bitcoin?

La acuñación de monedas digitales es uno de los desarrollos más destacados del siglo XXI, así como uno de los mayores avances para el mundo financiero. La batalla por el futuro del dinero está en marcha con las criptomonedas al frente. El Bitcoin, la criptomoneda y el protocolo de pago más famoso y utilizado, cuenta con velocidades de transacción rápidas, anonimato y transparencia, además de insignificantes costos transaccionales.

¿Y qué es Bitcoin?

El Bitcoin es una criptomoneda digital y una forma nueva de realizar transacciones desarrollada en 2009 por una persona anónima, o un grupo de personas, que se hace llamar Satoshi Nakamoto. Puede entenderse como un sistema de pago electrónico donde se transfieren monedas (también llamadas Bitcoin) de manera instantánea y segura con tarifas de transacción mínimas o nulas. Se puede ver como una forma nueva optimizada para pagar bienes y servicios a través de internet.

¿Por qué es diferente de las divisas tradicionales?

El Bitcoin está descentralizado ya que es internacional y no está sujeto al control de ninguna autoridad central, como un banco o un gobierno.

A diferencia de las monedas tradicionales, el Bitcoin no lo acuña ningún banco central. En cambio, son «minados» por personas que usan ciertos programas de software que se basan en un algoritmo matemático para producir Bitcoins. Una vez que se extraen estas monedas, se pueden transferir fácilmente mediante un protocolo de internet de código abierto y no mediante transferencia bancaria u otro sistema de pago. Por lo tanto, nunca se necesita ningún intermediario.

¿Por qué el bitcoin es tan atractivo?

El Bitcoin es anónimo ya que los propietarios de esta moneda digital no están asociados con nombres ni direcciones postales. Tampoco necesitan someterse a un tedioso procedimiento de identificación para configurar su billetera Bitcoin. Todo lo que cualquier persona necesita tener para transferir Bitcoins es una ‘dirección Bitcoin’, una línea entre 27 y 34 caracteres.

Todas las transacciones con Bitcoin pueden ser verificadas por cualquier persona porque estos datos son de dominio público y se almacenan con cuidado en un libro mayor descentralizado, conocido como blockchain. El blockchain contiene detalles transaccionales pero no información personal. De esta manera el Bitcoin combina el anonimato con una transparencia absoluta.

El bitcoin es rentable porque las tarifas de transacción son casi inexistentes y porque no hay intermediarios que cobren por sus servicios. Esta característica del Bitcoin es fundamental para pagos internacionales y remesas de dinero.

Por último, tú eres el dueño de tu cuenta. Ningún banco o sistema de pago podrá acceder a ella o congelarla. Puedes acceder a tus fondos en cualquier momento que quieras, lo que hace que sea una gran ventaja.

Comparte este artículo